Consejos para tu viaje

Seminario para reducir el miedo a volar

Si la idea de planear un viaje y subirte a un avión te atemoriza y quieres aprender a controlar este miedo, inscríbete en Plácido, un seminario-taller dirigido por especialistas en psicología y medicina aeronáutica (pilotos, técnicos y otros profesionales del sector).

El objetivo de nuestro Programa, es lograr a través de la teoría y la práctica, que encuentres la diferencia entre placer y estrés a la hora de volar. Te brindamos información sobre los procesos técnicos y humanos que intervienen en nuestros vuelos para que salgan de manera segura y puntual.

Si deseas participar inscríbete en placido@avianca.com con tus datos personales y te contactaremos a través de correo electrónico.

Practica estos consejos y descubrirás cómo viajar más relajado. 

 
 

​Dobla los brazos por los codos para tensar los músculos de la parte anterior. Conserva esta posición durante 5 segundos y relájalos. Luego, deja colgar los brazos a lo largo de tu cuerpo.


En esta ocasión debes extender los brazos lo más rígidame​nte que puedas. Siente la tensión en la parte posterior de los brazos, hazlo durante 2 minutos y luego relájate.



Para relajar la frente y el cuero cabelludo, tensiona estos músculos, eleva las cejas como en un signo de admiración lo más que puedas. Conserva esta posición durante 5 segundos. Manten los ojos quietos mirando siempre hacia adelante.

Para relajar los ojos y el entrecejo, debes ponerlos en tensión, frunciéndolos lo más fuerte que puedas y al mismo tiempo ciérralos con fuerza. Guarda esta posición durante 5 segundos y luego relájate.

Visita tu médico

Consulta tu médico sobre la necesidad de tomar alguna medida preventiva acorde a tu estado de salud para realizar el viaje.

Uso de medias antiembólicas especiales

Recuerda realizar el cambio diario de las medias, usar el tamaño exacto, controlar la presión y revisar el estado de la piel.

Consumo de agua

Durante el viaje es importante que consumas una buena cantidad de agua para mantener la hidratación.

Camina por la cabina

Cuando sea apropiado y posible camina por la cabina con precaución.

Ejercicios a bordo

Estos son algunos ejercicios que te recomendamos y que puedes realizar en tu asiento.

Círculos con los tobillos

Eleva los pies del piso y gíralos en un movimiento circular. Haz 5 círculos en el sentido de las agujas de reloj y en el sentido opuesto. Realiza este ejercicio con cada pie.

Bombeo de pies

Con los talones en el piso, eleva los dedos gordos lo más que puedas. Conserva esta posición durante algunos segundos y luego llévalos hacia el piso. Eleva los talones manteniendo los dedos gordos apoyados y eleva lo más posible el talón, repite el proceso 5 veces.

Giro de hombros

Sentado, conserva los brazos en su lugar y mueve los hombros en círculos de atrás hacia adelante 5 veces. Repite este ejercicio en la dirección opuesta, el mismo número de veces.


Doblaje de rodillas

Sentado, inclínate ligeramente hacia adelante y toma tu rodilla con las manos. Tira lentamente la rodilla, llevándola hacia el pecho y guarda la posición durante 15 segundos. Repite 2 veces este ejercicio con cada pierna.

Estiramiento de hombros

Sentado, coloca la mano derecha en el hombro izquierdo tratando de tocar la espalda, toma tu codo derecho con tu mano izquierda y lleva lentamente tu hombro derecho hacia tu hombro izquierdo. Conserva esta posición durante 15 segundos, cambia de pose y repite este mismo procedimiento 2 veces.

Círculos con la cabeza

Sentado, relaja los hombros y estira el cuello hacia tu hombro izquierdo durante unos segundos, gira la cabeza lentamente hacia el pecho, luego estira sobre el hombro derecho. Conserva esta posición durante varios segundos y repite el proceso 2 veces, dirigiendo tu cabeza hacia el hombro izquierdo y el derecho.

Controla el consumo de alcohol, es una decisión inteligente

Evita el consumo excesivo de alcohol tanto en salas como a bordo, dado que los cambios de presión durante el vuelo pueden hacer que los efectos se incrementen en tu cuerpo llegando a producir estado de embriaguez.

Por ejemplo: si tu vuelo sale de una ciudad que se encuentra al nivel del mar hacia un destino con mayor altitud, los efectos se incrementarán de forma tal que si has tomado moderadamente puedes llegar en estado de embriaguez a tu destino, sintiendo malestar e inconvenientes a bordo.

Ten en cuenta al momento de abordar

  • El suministro de alcohol a bordo será única y exclusivamente por parte de nuestra tripulación.
  • Está prohibido consumir licor distinto al que te ofrecemos.
  • Nos reservamos el derecho a servir bebidas alcohólicas cuando, a buen juicio del Auxiliar de Vuelo que te atiende, considere que tal medida es necesaria o apropiada.
  • Lo anterior está concebido bajo el principio de seguridad y el Capitán dispondrá si un Pasajero en estado de embriaguez puede abordar el avión.