Para navegar en esta Marquesina, encontrará un boton de play y pausa para reproducir o pausar las notificaciones, además encontrará dos indicadores de flecha próxima noticia y noticia anterior
Marquesina Expandida
icono-noti
de

Vuelos a Quito

Ecuador

Busca vuelos

Enamórate de Quito, la ciudad para sentirse en casa

En la capital de Ecuador es fácil sentirse bienvenido. Al llegar a esta ciudad de poco menos de dos millones de habitantes, se puede tener la sensación de ser un quiteño más. Un lugar de calles coloniales tranquilas pocas edificaciones de altura.

Es una ciudad más larga que ancha, que se extiende de norte a sur en una meseta entre las sierras de los Andes. Una docena de volcanes rodean la ciudad, todos visibles en días despejados desde el mirador de Cruz Loma, ubicado a 4.100 metros de altitud, cerca del centro de la ciudad. Algunos de ellos están activos.

Quito tiene una gran tradición religiosa y colonial —fue la primera ciudad en ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978—, por lo que sus edificios son muy atractivos. Pero su encanto no se resume allí: ha desarrollado una variada oferta gastronómica que concentra sabores del país, desde los mariscos de la zona de Esmeraldas, hasta los tubérculos del Chimborazo.

Quito está, además, muy cerca de la ‘mitad del mundo’: el punto exacto en donde el GPS marca una latitud de 0°. Este cálculo fue realizado por la misión geodésica francesa en el siglo XVIII, y dio lugar a la construcción del monumento Mitad del Mundo, a pocos metros de la línea ecuatorial oficial.

La capital ecuatoriana es mucho más que un destino de tránsito hacia las Islas Galápagos: es una ciudad que vale la pena disfrutar, recorrer y vivir.

¿Qué hacer en Quito?

Un paseo por el centro histórico

La calle García Moreno, en el centro de Quito, es el pasillo de una ruta imperdible para los aficionados al turismo religioso e histórico. No solo tiene algunos de los templos más impresionantes de la ciudad —como la Catedral Metropolitana, la Basílica del Sagrado Corazón o la Iglesia de la Compañía de Jesús—, sino que aún guarda el aire colonial por el que mereció el reconocimiento como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. aquí un recorrido por cinco lugares icónicos del corazón quiteño.

Basílica del Sagrado Corazón de Jesús

Este templo de arquitectura neogótica es uno de los más modernos de Quito, con relación a las demás iglesias del centro. Fue construido a finales del siglo XIX, y hoy es el resguardo de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, protector de la ciudad. Uno de sus mayores atractivos son las gárgolas que decoran sus cúpulas, ya que representan la fauna típica ecuatoriana (iguanas, caimanes y tortugas galápagos, entre otros). 

Catedral Metropolitana de Quito

Se construyó en 1545, sobre las ruinas de una de las primeras capillas. Es la más antigua de la ciudad y es un museo de historia política y social: en ella están la tumba del mariscal Antonio José de Sucre, uno de los próceres de la independencia, y del presidente Gabriel García Moreno, derrocado por los quiteños en 1875. Llaman la atención sus dos cúpulas características, y el gallo de hierro (un personaje de la cultura popular de la ciudad). 

La Plaza Grande

Esta plaza es el corazón del centro histórico de Quito, y de su poder administrativo. Allí se encuentran tres palacios: el de gobierno, el arzobispal y el municipal; así como la Catedral Metropolitana. En su centro está el monumento a la libertad: una dama con un antorcha que representa la luz de la independencia, con un cóndor a su lado que representa a los patriotas, imponiéndose sobre un león que representa a España.

Iglesia del Sagrario

Está justo al lado de la Catedral, y su decoración es un claro ejemplo de barroco quiteño del siglo XVIII, también llamado “churrigueresco” o sobrecargado. Fue construida en 1694, y su decoración se hizo bajo las directrices del escultor Bernardo de Legarda —reconocido artista religioso quiteño—, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús y María, y a Santa Mariana de Jesús, “la azucena de Quito”.

Iglesia de la Compañía

También es conocida como la iglesia dorada, porque está recubierta en gran parte con pan de oro —láminas doradas para decoración—. Su construcción tardó cerca de 160 años, y casi 2.000 indígenas participaron creando los detalles de la fachada. Dentro confluyen barroco quiteño, barroco italiano y acabados con influencia árabe.

Iglesia del Carmen Alto y Hospicio de San Lázaro

Esta iglesia fue, originalmente, la casa de santa Mariana de Jesús, la primera santa quiteña. Este pequeño templo tiene homenajes constantes a la santa, y está decorado con azucenas, flor que la representa. A pocos metros del Carmen Alto está el sanatorio mental de San Lázaro, el edificio abandonado en el que está la séptima cruz.

La ruta de los volcanes

Cuando se sube al mirador de Quito, a 4.100 metros de altitud, se puede ver algo más que la gran extensión de la capital ecuatoriana. En el horizonte, sin importar hacia donde se mire, un volcán rodea la ciudad. Tan solo desde el mirador puede verse una decena de cumbres volcánicas —la mayoría activas—, sin contar con otras tantas que se pueden visitar a pocas horas de la ciudad. A continuación cinco de los más llamativos.

Volcán Pichincha

Es el más activo y el más cercano a Quito. De sus cumbres, las que más resaltan con el Guagua Pichincha (“niño” en inca) y el Rucu Pichincha (“anciano” en inca), que pueden verse desde el mirador de Quito. Desde allí también puede irse al Pichincha en excursiones a pie o a caballo.

Volcán Cotopaxi y megavolcán Chalupas

Su pico nevado lo hace un atractivo visual muy apreciado a 90 kilómetros en el sur de Quito. Está en medio de una reserva natural en la frontera de la provincia de Pichincha, y tiene rutas demarcadas para alpinistas y senderistas. Además, tiene puntos accesibles al público en los que el magma es visible. Junto al Cotopaxi, está el Chalupas, un megavolcán con un cráter de 20 kilómetros de diámetro en reposo.

Volcán Pululahua

A pocos minutos del monumento de la mitad del mundo, camino hacia el norte de Quito, está el cráter del Pululahua, rodeado por sus domos. Esta zona es una reserva natural habitada, y el volcán está inactivo. Sin embargo, y como resultado de su última erupción, se formó una planicie en el centro del cráter en la que habita una comunidad agricultora. Desde la vía que conduce a Quito se puede acceder a un mirador que permite ver el Pululahua en toda su inmensidad.

Volcán Cayambe

Este volcán, a una hora y media de Quito, es el tercero más alto del país con 5.790 msnm. Su ascenso desde el refugio toma aproximadamente seis horas y se recomienda hacerlo en el mes de octubre para aprovechar el clima. La cima tiene tres cumbres, que se caracterizan por sus paredes abruptas que definen el perfil de la montaña. Una parada gastronómica es la Fábrica de Bizcochos San Pedro, en la población que se encuentra en sus faldas.

Volcán Cotacachi

Es un volcán de actividad leve al norte de Quito, muy cerca de Otavalo. Hace miles de años hizo erupción hacia adentro, y a partir de las nieves derretidas de su cumbre, el cráter de 3,2 kilómetros de diámetro quedó cubierto de agua, convirtiéndose en la laguna de Cuicocha —que traduce “laguna del arcoíris” en quechua—.

La laguna se puede recorrer en lancha, junto con un guía otavaleño. En medio del cráter hay dos islotes abandonados, en los que las garzas y las fochas andinas hacen sus nidos. Cerca a la orilla de los islotes se pueden ver las burbujas por emisiones de gases.

Recorrido de los artesanos de Otavalo

El mercado artesano de Otavalo, a 90 kilómetros del centro de Quito, es uno de los mayores atractivos al visitar la capital ecuatoriana. Los sábados, los indígenas otavaleños bajan de la sierra a vender sus artesanías, y las calles se vuelven peatonales. Esta fiesta artesanal confluye en la Plaza de los ponchos, en donde puedes encontrar, entre muchas otras artesanías.

Tejidos en lana de alpaca

El tejido con aguja ha pasado a través de generaciones de otavaleños. Un gran ejemplo es el de María, una indígena de 80 años que entiende poco español, pero que hila con habilidad las fibras para crear ponchos, guantes y hasta muñecas.

Grabados en madera y jade

Los artesanos son muy celosos con su saber. Varios, como Mari Rodríguez, prefieren trabajar sus diseños en talleres aledaños a la Plaza de los ponchos. Esto, no obstante, no impide ver el talento y dedicación en las piezas hechas en jade —piedra verdosa muy llamativa—, y los rostros tallados en madera.

Sombreros en hilo de algodón

Ver a tejedoras como Rosa Quichpe, una joven de gran sonrisa que mueve con habilidad una aguja de croché, es todo un espectáculo. En su estante de sombreros hay una veintena de diseños coloridos, que van desde el tradicional sombrero de paja toquilla hasta su insignia, los sombreros en hilo de algodón.

Hualcas con pan de oro

Esta es una de las artesanías que más llaman la atención dentro del mercado, por sus coloridos diseños y por el brillo del pan de oro. Las hualcas son collares y pulseras hechas con piedras de colores e hilos de oro, y rematadas en ocasiones con baño del mismo metal—llamado también “pan de oro”—. Lucía de la Torre, una de las artesanas dedicada a su confección, aprendió el oficio viendo a sus amigas, y ahora lo ha vuelto una labor familiar.

Pintura con pigmentos orgánicos

Los diseños de Ricardo Sánchez evocan las técnicas de Oswaldo Guayasamín —famosos artista quiteño—, y en general de la escuela de arte quiteño y sus motivos coloridos alusivos al hombre y la naturaleza. Son pinturas hechas con pigmentos orgánicos, hechos a base de harina de maíz, café y achiote.

Escoge tu interés

Restaurantes

Urko

Especialidad: cocina de autor / comida ecuatoriana.

“Urko”, en quechua, traduce montaña. Ese, según su chef y fundador Daniel Maldonado, es el concepto del restaurante: vivir una experiencia distinta en cada uno de los tres pisos. Esa propuesta, junto a la implementación de prácticas  como trabajar de cerca con los productores y usar un huerto propio en la terraza del restaurante, le han hecho merecedor de reconocimientos como el del World Luxury Restaurant Awards 2017.

Su menú presenta sabores ecuatorianos de la sierra y la costa, pero se diferencia por incluir productos y recetas de la Amazonía. Imperdible, el cochinillo hornado, cuya preparación se hace en un horno rústico en la terraza del local, y toma cerca de cuatro horas.

Altamira

Especialidad: comida local.

Hace siete años la viajera francesa Lucy Benson llegó a la ciudad, y hace dos se unió al chef Edwin Yambay para crear una experiencia gastronómica en una casa tradicional quiteña, a pocos metros de la Basílica del Voto Nacional.

El gran atractivo de Altamira comienza en la selección de los ingredientes, que los comensales pueden hacer junto a Yambay en un mercado local. Allí escogen las papas y el aguacate para el locro, la pesca del día para el encocado —tradicional de la costa ecuatoriana—, y la mezcla de frutas tropicales ideales para el fondue de chocolate quiteño.

Cada comensal puede cocinar su comida junto al chef, mientras aprende más sobre la gastronomía tradicional ecuatoriana.

Café Il Barista

Este emprendimiento se destaca por ofrecer café no comercial, una tendencia reciente en Ecuador. Il Barista, llamado así en homenaje a los representantes de la cultura del café, tiene variedades de café de altura —propio de las zonas volcánicas aledañas a Quito—, de las regiones de Loja y Nanegalito. En su local se llevan a cabo catas de café, y su equipo está compuesto por baristas que explican el origen y el proceso del grano de especialidad.

Platos típicos

Hornado de cerdo

Usualmente se utiliza la pierna del cerdo. Se adoba con ajo, comino y especias, y se cocina al horno durante varias horas. Se sirve acompañado de maíz tostado.

Pescado encocado

Plato típico de la costa ecuatoriana, hecho con leche de coco y pescado blanco fresco. Se sirve en su salsa, acompañado con yuca.

Empanada de viento

Merienda típica hecha con masa de maíz, rellena de queso y espolvoreada con azúcar.

Un cocinero 

Alejandro Chamorro

Este chef ecuatoriano tiene cerca de 20 años de experiencia en algunos de los mejores restaurantes de Latinoamérica —como Astrid y Gastón, en Perú— y el mundo —como Noma, un restaurante danés con dos estrella Michelin, del chef René Redzepi—. Decidió traer este conocimiento a su natal Quito, creando una propuesta de cocina de autor que rescata los sabores tradicionales de Ecuador, como el locro o el ceviche de jipijapa. Hace cinco años fundó el restaurante Nuema —en honor a sus hijos Nuria, Emilia y Martín—, en donde aplica su técnica y forma jóvenes cocineros con la filosofía de rescatar los sabores autóctonos. Tiene un huerto interior en el que siembra sus propias especias y su menú es estacional para apoyar a los productores locales.

Una receta

Empanadas de verde con queso

El plátano verde es un producto insignia de la costa ecuatoriana (así como lo es el maíz para la sierra). Las empanadas de verde son la merienda predilecta al lado de un café o un “morocho” (bebida dulce a base de maíz y leche).

Vuelos a Quito

¿A dónde viajas?

swap_horiz

¿Cuándo viajas?

Día actual
Días de Promoción
Día seleccionado
Día actual
Días de Promoción
Día seleccionado
Día actual
Días de Promoción
Día seleccionado
Día actual
Días de Promoción
Día seleccionado

¿Cómo viajas?

Adultos
Igual o mayores de 12 años
Disminuir número de pasajeros Adultos
1
Aumentar número de pasajeros Adultos
Niños
2 - 11 años
Disminuir número de pasajeros Niños
0
Aumentar número de pasajeros Niños
Bebés
Menores de 2 años
Disminuir número de pasajeros Bebés
0
Aumentar número de pasajeros Bebés

¿A dónde viajas?

¿Cuándo viajas?

Día actual
Días de Promoción
Día seleccionado
Día actual
Días de Promoción
Día seleccionado

¿Cómo viajas?

Adultos
Igual o mayores de 12 años
Disminuir número de pasajeros Adultos
1
Aumentar número de pasajeros Adultos
Niños
2 - 11 años
Disminuir número de pasajeros Niños
0
Aumentar número de pasajeros Niños
Bebés
Menores de 2 años
Disminuir número de pasajeros Bebés
0
Aumentar número de pasajeros Bebés
swap_horiz
Día actual
Día seleccionado
Día actual
Día seleccionado

¿Cómo viajas?

Adultos
Igual o mayores de 12 años
Disminuir número de pasajeros Adultos
1
Aumentar número de pasajeros Adultos
Niños
2 - 11 años
Disminuir número de pasajeros Niños
0
Aumentar número de pasajeros Niños
Bebés
Menores de 2 años
Disminuir número de pasajeros Bebés
0
Aumentar número de pasajeros Bebés

Datos relevantes

Aeropuerto

Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, a 42 kilómetros del centro de la ciudad.

Idioma

Español.

Moneda

Dólar estadounidense (USD).

Temperatura media

18°C (64,4°F)

Transporte

Buses (Metrovía): varía dependiendo de la ruta. Verifícalo al llegar a Quito. Precio: 0,25 USD por pasaje. Taxis: tarifa mínima: 1,5 USD.

Hotel

Hotel de 3 estrellas: 57 USD por persona. Hotel de 5 estrellas: 131 USD por persona.